Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por sementalx

Photo
Enviada por Dulces.placeres

Photo
Enviada por keta


Un masaje de la guapa hija de mi amigo

Click to this video!
Relato enviado por : vicioso el 28/05/2004. Lecturas: 16532

etiquetas relato Un masaje de la guapa hija de mi amigo .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
Mi gran amigo Mario confiando en mi me pide un favor que por nada podia desperdiciar.


Relato
Eran alrededor de las dos de la tarde, quede en reunirme con mi gran amigo Mario y su hermosísima esposa deborah, para conversar, para pasar una tarde en nuestras compañías como teníamos costumbres, esta vez quedamos en su casa, en su lujosa casa, ubicada en la zona mas exclusiva de la ciudad, bueno, no era para menos, su trabajo así lo requería, gerente de Marketing en un banco importante, por lo que le dije a mi esposa Maria que nos pusiéramos nuestras mejores ropas para pasar desapercibidos en la zona.

Tocamos la puerta, inmediatamente nos abrió el mayordomo de la casa, indicándonos el pequeño comedor que habían hecho alrededor de la piscina, nosotros ya lo conocíamos, pero bueno. Y ahí estaba mi entrañable amigo Mario tomando su mas fino Wisky en medio de una hermosísima melodía del gran Chopin, ¿Y su esposa? ¿dónde esta su esposa? Me preguntaba al no encontrarla, pero solo bastaba mirar la piscina para verla, sumergiendo su muy bien formado cuerpo en ella, me vio, sonrió y salió de la piscina, mis mirada se centraban en su bikini, muy pequeño, de color Rosado transparente, se me paro de inmediato, ahí, en medio camino, y no era para menos, su muy pequeño bikini estaba tan ajustado a su cuerpo que adivinaba casi a la perfección su coño, con una mata de bellos arriba de sus muy pronunciados labios vaginales, formando el mas espectacular monte de venus que halla visto, no he hablado de ella, debe bordar los 30 años, rubia hasta donde se, de rostro bello, con facciones delicadas y angelicales, un cuerpazo impresionante, unos senos erguidamente bellos y un culo, un señor culo que me tenia loco, se acerco y me dio un cariñoso beso en la mejilla casi tocando mis labios, mire de reojo a mi esposa, miraba enfadada el hecho, cruzando los brazos y golpeándolos constantemente con las yemas de los dedos, trataba de disimular su enfado pero era inútil, al menos ante mis ojos.

Mario se levanto de inmediato y se acerco adonde nosotros, me abrazo fuertemente diciendo "Como has estado hermano" sin tono de pregunta, "bien" le respondí, luego, casi luego, saludo con ojos coquetos a mi esposa, que parecía haber olvidado la calentura de minutos antes, para mostrar su mejor sonrisa, aquella que pensé que la tenia solo para mi, nos invito a sentar y saco del minibar otra botella del mismo whiski.

Nos hubieran avisado que usaríamos la pileta para traer nuestras ropas de baño- le dije mientras me servia un vaso.

Pero si no es necesario, aquí te prestamos, deborah anda, préstale un bikini a María y dale unos de mis shorts a Rodrigo- dijo sonriente

Deborah casi de inmediato trajo las ropas de baño requeridas, a mi me gustaba el short que me habían prestado, era largo, cómodo, con figuras alúcienles a marihuana, como la moda retro requería, en cambio a mi esposa, bastaba verle el rostro para percatarme que no le gustaba en nada el bikini prestado, si el bikini de deborah era pequeño este era mas pequeño aun, Babia perfectamente en el genero tanga, con el culo visto a perfección, apetecible bajo todo punto de vista y adelante, un muy pequeño trozo de tela cubría su coñito, la verdad creo que casi nada, justo ese día mi mujer me había dicho que debía de depilarse los vellos que los tenia muy crecidos, pero que por el apuro no pudo hacerlo, era penoso y sumamente excitante verla tapando sus vellos vaginales sobrantes del ropa de baño, verla a cada instante taparse el coño para no mostrarlo casi a plenitud, luego, al ver la cara de mario, debo reconocer que me enfade mucho, interiormente claro, mostraba la mas sinvergüenza cara de morboso ante el hecho, miraba con mucha atención cada movimiento de mi mujer para poder ganarse con su esplendoroso cuerpo, bueno, no era para menos, mi mujer, es sencillamente hermosa, con ojos verdes que me llevaron a las mil constelaciones desde que los vi, con unos senos si bien es cierto pequeños, muy bien formados y un hermoso culo que mostraba a plenitud en esos momentos.

¿Dónde esta tu hija, es raro no verla jugando por acá?- le pregunte a Mario con la intención que dejase de ver a mi esposa

Ah, esta arriba y no juega porque......... bueno mírala y te darás cuenta- me dijo

¡Marinita!- grito de inmediato

Luego de dos minutos, bajo marinita, hermosa como siempre, con un futuro si no es igual, superior a su madre, sencillamente la cosita mas rica que halla visto, con unos 14 años recién cumplidos, con una tez muy blanca y solo un poco bronceada por el verano, con un cabello rubio que se vislumbraba mas con el fuerte sol que hacia, unos labios, unos tiernos labios, que cualquier ser mortal desearía, rojitos de noche y rosados de dia, moviéndose siempre sexymente, su cuerpo, si bien es cierto no era voluptuoso como el de su madre, era bien formado, con unos pequeños senos puntiagudos siempre mirando recto y un culito apetecible que bien disimulaba la ropa de baño de un cuerpo que traia, pero algo arruino la presentación de Diosa que venia con ella, empezó a cojear, como el mas penoso herido de guerra, me era doloroso verla así, con un pie al aire, tratando de no tocar el suelo con el, lo mire a Mario y este hizo un gesto como diciendo "es por eso que ya no juega en el jardín".

¿Qué le sucedió?- le pregunte

Eso le pasa por jugar vehemente con sus amigas, cayo pesadamente de la bicicleta golpeándose casi toda la pierna derecha- dijo Mario

Debes enviarle a una masajista para que la ayude- le dije

Si, pero tu sabes, la violación maestro, yo no entrego así nomás a mi hija a un masajista o una masajista, para mi es igual- me dijo, y no podía esperar menos de el, el mas celoso de la universidad, quien con solo percatarse que alguien miraba a su hermana era capaz de romperle la cara al tipo.

Sí, tienes razón- le dije

Claro que sí, pero contigo es distinto hermano, a ti si te la puedo encargar- me dijo sonriente tomándome fuertemente de la mano

Y bueno, el tenia razón, no es por ser ególatra, pero era uno de los mas respetados masajistas de la ciudad, era quizás uno de los pocos que podían, realmente vivir de esto, si bien es cierto a diferencia de otros, mi trabajo era tan profesional, que las chicas que iban no se animaban a pedir masaje completo por temor a faltar una de las mayores normas del masajista "no tener sexo con la cliente en hora de trabajo y aprovechando las condiciones" la paga era buena y agregando ser amigo de toda la vida de Mario, era creo permisible su gran grado de confianza.

Pero no creo que le agrade mucho a marinita- le dije

No, no creo ¡Marinita saluda a tu tío!- dijo Mario

Entonces marinita a unos cuantos pasos o cojeadas como se le quiera ver, llego y siempre coqueta me dio un caluroso beso de bienvenida, sentándose luego en mis piernas y dejarme sentir la raya de su culito separado solo por una delgadísima tela de mi pierna.

Tu tío cree que tu no estas de acuerdo con el que trate la pierna- le dijo Mario a marinita

No, papi, tu sabes que con mi tío rodrigo hay mucha confianza- dijo ella sonriente

Pero Mario, ella necesita un tratamiento ahora y yo la verdad tengo copado el horario de trabajo por estos tres días que se avecinan- le dije

No, pues hermano, supongo que habrá tiempo para la hija de tu amigo, al menos después de todos los turnos- me dijo

Bueno, esta bien, el lunes será, luego de todos los clientes, cuando ya termine mi horario de trabajo- le dije

Bien y mejor aun, ella el lunes tiene clases de accesoria matemática en el colegio y saldrá casi a la misma hora que tu terminas tu turno- dijo deborah

Además esta a solo unas casas de ahí- agrego mario

Bueno, ¿qué podía hacer?, no podía quedar mal con mi amigo de toda la vida, acepte sin poner una traba mas.

Era lunes, eran ya las 7 de la noche, hacia media hora que el ultimo cliente se habia ido, la secretaria también había salido rápido al tener que, bueno eso si no se, ella me dijo que ni bien acababa el horario de turno saldría rauda porque tenia cosas importantes, a lo que respondí que estaba en su derecho, yo también me preparaba para salir, marinita quizás ya había sanado de su lesión y yo esperándola como imvesil, recogía mis cosas con una excitación inesperada, no sabia bien porque, pero estaba como cañón, no aguantaba las ganas de llenar a casa y penetrar a mi mujer como recién casado, pero algo malogro mis planes, el timbre del consultorio empezó a sonar, al no tener secretaria tenia que ir yo mismo, tenia que ser ella, y así fue, era marinita, con su muy rico uniforme de colegio, una faldita excitante de solo unos cuantos centímetros, muy pero muy arriba de la rodilla y una camisa de color blanco que hacia presagiar su brasiere de encaje.

¿Y tus padres?- le pregunte

Ya estoy grandecita, yo puedo hacer mis cosas sola, además el colegio esta a solo unas casas de acá y mi papá me dijo que tu podías llevarme a casa- me dijo sonriente

Sí, claro, bueno vamos a la camilla- le dije

Entramos adonde yo realizaba mis labores y le dije que se cambiase en el toldo que estaba en la esquina, ella cogió una toalla y se fue ahí.

También mi ropita interior- me dijo con una voz dulcemente sexy

Si, marinita tu sabes que a nosotros nos gusta que solo tengan una toalla encima- era la verdad

Bueno- respondió siempre dulce

Ver la sombra de marinita por el toldo causo en mi una perturbación inesperada, ver como la sombra empezaba a quitarse la ropa interior me excito por completo, era sumamente rico ver como se despojaba de sus ropas.

Salió del toldo ajustándose la toalla, había partes que aun no se tapaba del todo, creí ver su coñito, no estaba seguro, pero creí hacerlo, si es así era netamente sin vellos, no quise pensar mas, imaginar a mi amigo confiándome a su hija volvió a concentrarme

Ella se tendió boca abajo, bajándose la toalla hasta pocos centímetros del comienzo de su culito, esto ya no tenia nada de bueno.

¿Dónde te duele marina?- le pregunte

Toda la pierna derecha- me respondió, cierto su padre me había dicho

Entonces comencé a masajearle el pie, su delicadito pie, con uñas pequeñas y muy bien cortadas, pintadas de un color rosa muy suave, seguí con lo mío, empecé a masajear las pantorrillas, ella empezó a gritar de dolor, yo le dije que suspirara fuertemente para que no le doliera, ella así lo hizo, solo que no había pensado que esto me ponía mas cachondo, sus gemidos eran cada vez mas fuertes y esto ya era intolerable, pero seguí, seguí avanzando, llegue a los muslos, pero ya me estorbaba la toalla, por lo que empecé a masajear encima de esta.

No tío, no, así no creo que mejore- me dijo

Pero la toalla esta ahí, al menos que te la quite- le dije, luego me arrepentí, ella le podría contarle a sus padres y............

No, la verdad, no se si este bien- me dijo, de golpe perdió la sonrisita por gestos dubitativos

Pero creo que es lo mejor para tratar tu pierna- le dije, al demonio mi amigo

Bueno creo que esta bien- me dijo aun dubitativa

Entonces empecé a quitarle lentamente la toalla, la mire y ella había cerrado los ojos, mientras se mordía fuertemente los labios, la imagen era cachonda bajo todo punto de vista, se la llegue a quitar del todo, ella lanzo un suspiro, esta vez no por el dolor, lo digo, porque yo tan bien lo hice, al ver delante mio el riquísimo culo de marinita, tan rosadito, tan pequeño y bien formadito, con una rayita sutil en medio, mis manos querian ir ahí, mis labios tambien, pero me contuve, me contuve como pude, ella lucia nerviosa, avergonzada, ya no conversaba conmigo, ya no reia dulcemente, esto me preocupo, quizas no la pasaba bien, como yo la hacia, pero no podia tapar su culito, mi excitación no lo permitia, por lo que empeze a bromear con ella para que se tranquilizara, les conte mis mejores chistes y ella luego de unos cuantos volvio a ser la de siempre, empezó a reir, asi, desnuda, no importándole, o tratando de no importarle esta situación, tambien me conto unos chistes, en sus mayorías rojos y yo también reía, la confianza volvio y eso me tenia tranquilo.

Sabes, hay otra parte que me duele, que me duele mas que todas pero...............- me dijo algo sonrojada

Vamos, marinita, estamos en confianza- le dije

Bueno, es el culito, fue ahí donde me golpee mas fuerte, pero si no quieres, bueno no tienes la obligación- me dijo, ¿no querer yo?, jaja

No, es de lo mas normal marina, estoy acostumbrado- le dije, ella mostró tranquilidad de nuevo, en realidad no estaba acostumbrado

Entonces empecé a masajear su culito, me senti en las nubes, sus hermosas nalguitas eran tocadas descaradamente por mis manos, como la manoseada que tanto soñé, ella gemía, gemía fuerte no se si por el dolor o por excitación, pero de igual manera me excitaba, empecé a tocarlos, a simplemente tocarlos, levemente, como tocando la cabellera de un ser querido, de a pocos tocaba la rayita, la tan codiciada rayita, ella seguia gimiendo, llegue a entrar en su culito, llegue a sentir lo calentito que estaba adentro, ella aparte de un gemido dio un pequeño salto, no quise seguir.

Bueno terminamos- le dije

No, pero Rodri falta adelante- me dijo con cara inocente, como resistirme a esa carita de angel arrepentido, me partia el alma

Bueno- le dije

Ella volteo, volteo lentamente, quede impactado, pude ver su coñito, su tan hermoso coñito, libre de vellos, a plenitud, minutos antes en verdad habia visto su coñito no se cansaba de decir mi cabeza, pero de que servia antes, lo tenia en vivo en directo, a unos cuantos metros, mirándome, invitándome al paraíso, era profesional, tenia que mostrarme como tal, empeze a masajear sus pantorillas, de ahí se veia a plenitud su coñito, con lujos de detalles, sus labios vaginales sin nada que los tape, su entrepierna por completo, al alzar su pierna, pude ver todo lo que se ve cuando una mujer se abre de piernas, era perturbante, era sencillamente impresionante, empecé a masajear sus muslos, a unos cuantos metros de su coñito, una buena sacada de lengua y ya, ya habria saboredo su seguro delicioso coño, pero no, no podia hacerlo, lo que si podia hacer era disimuladamente tocarlo, no era tan difícil, unos cuantos movimientos y punto, llegue a hacerlo, y pude sentir algo humedo, pudo ser sudor, no se, ella gemia estaba claro.

Ya puedes dejar de gemir- le dije

Eso trato, pero es inevitable- me dijo tapando su rostro, quede sin respuesta

Segui tocando "sin intención" su coñito, ella gemia, ahora si con la seguridad de excitación, mis manos llegaron a tocar sus labios vaginales, casi nada, pero lo tocaron, ella dio un ligero salto.

¿Puedes masajear ahí?- me pregunto con sonrisa picara

No respondi, simplemente masaje y masaje sin compasión, me deleitaba meter mis dedos en su coño y sentir su humedad, su adolescente humedad, sentir el grado de excitación que puede llegar una casi niña de 14 años, entonces, ella volteo y me beso, me beso inocentemente, un pequeño pico que me dejo con la miel en los labios.

Estaba claro que no podia desaprovechar esto, la bese apasionadamente, ella tambien lo hizo, puso sus manos en mi pene por arriba del pantalón, sintiendo lo parada que estaba.

Tu vas a ser el primero, el primero pero no el unico- me dijo mirándome con cara malévola

Entonces bese su coño, su tan deseado coño, con unas ganas alucinantes, meti mi lengua hasta las ultimas consecuencias, ella gemia, gemia y me agarraba con fuerza la cabeza, gritando ¡ahhhhhhhhhhhhh! ¡uhmmmmmmmm!, ¡Que rico!, y yo seguia haciendolo con el mas fuerte empeño, masajee sus senos, sus desapercibidos senos, tocando sus pezones fuertemente, ella seguia gritando, gritando con todas sus fuerzas, la penetre de inmediato, manchando la camilla, era su honor, su tan guardada virginidad, pero la vehemencia, la maldita vehemencia no pensaba en nada, la segui penetrando como si nada hubiera pasado, hoy lo sigo haciendo, ella me tiene chantajeado con que si no la penetro es capaz de contarle a su padre y como no queda otra, bueno, miento, el juego me gusta y el chantaje es solo un pretexto, a mi amigo, que mal me siento con mi amigo, follarme a su adorada hija y ahora tambien a su.......... bueno eso les cuento luego.

Otros relatos eroticos Jovenes

relato verdadero de como conoci a una nena de 12 años y en una noche en que su madre la deja sola, ella se convierte en una mujer, y le queda gustando!
Relato erótico enviado por Pezebre el 01 de November de 2005 a las 06:21:07 - Relato porno leído 244708 veces

venezolana desvirgada

Categoria: Jovenes
Una venezolana virgen de 17 años, que aparentaba ser una niña tranquila, termina siendo una puta desorejada!
Relato erótico enviado por martita el 06 de July de 2004 a las 16:13:47 - Relato porno leído 110452 veces

la cogida con mi hijastra

Categoria: Jovenes
Hola mi esposa y yo llevamos 5 años de casados y tenemos un hijo de 3 años ella tiene una hija de su antiguo matrimonio, de ella es de quien les voy a hablar,
Todo comenzó un día que mi esposa tuvo que ir a su trabajo y yo tenia descanso
Relato erótico enviado por Anonymous el 02 de July de 2008 a las 16:37:40 - Relato porno leído 110292 veces

me folle una quinceaÑera

Categoria: Jovenes
ESTO SUCEDIO EN MI BARRIO DONDE VIVIA DONDE TENIA UNA VECINA DEL FRENTE
Relato erótico enviado por Anonymous el 18 de September de 2007 a las 09:57:14 - Relato porno leído 85468 veces

follando con mi prima

Categoria: Jovenes
follando con mi prima isa
Relato erótico enviado por Anonymous el 27 de October de 2009 a las 10:37:19 - Relato porno leído 80931 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Un masaje de la guapa hija de mi amigo'
Si te ha gustado Un masaje de la guapa hija de mi amigo vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Un masaje de la guapa hija de mi amigo. vicioso te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
patinoja (29 de July de 2009 a las 07:58) dice: me puso cachondo tu relato gracias


Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Un masaje de la guapa hija de mi amigo.
Vota el relato el relato "Un masaje de la guapa hija de mi amigo" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.875
votos: 8

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


descargar video porno DE mama sacamelos en tu panochaporno relatos. a mi esposa chantajean por andarrelatos eroticos:(bebe y tetas)follada por mi marido e hojos relatodiana marcela de hija a sirvienta relatos eroticosmi papa me hace mujer a la fuerza parte 2 relatoschúpame el chocho papito videoeliterelatos galponrelatos pornos embarace a mi hijadejar que espien por un agujero otros a tu esposa desnuda relatosla nena d doce año en tanga enculada relatorelatos eroticos de ninas calientes mostrando culitorelatos eroticos enputeciendo ala mujer del vacino me gustan los mariconcitos relatosrelatos eroticos anal doloroso a nieta pequeñarelatores eroticos con gallinaserotico porno el cobrador se cobra con mi esposarelatos eroticos en publico exibidarelatoseroticostiasrelatos pornos embarace a mi hijahistorias transexuales desvirgando chicosRelatosporno mi suegro enculo a mi hermanaRelatosdeprimascachondas.comrelato apuesta perdida dejar q me follenrelato gay compadre triorelatos pervirtiendo a una nena inocenterelatos eróticos mi pequeñorelatos eroticos esposa consentidas trio www nvideos.comRelatos porno el viejo curanderosgratis lesbianas anal escat relatosrelatos eroticis de perdi mi virginidadRelatos eroticos inocensiarelato xxx me cojo ala hija de mi mujer y la devirgelectura erotica porno hijastra prima morenami tio me desvirgo cuando iba en la secundaria relatorelatos eroticos no soporto mas mi fantasia de que un negro de enorme polla me de el placer que mi marido y su pequeña polla no puede y hasta me desvirgue el culorelatos porno del Benisex relatos medesbirgo hun biejorelato porno universidad vagina directorreciencasadarelatoseroticosRelatos eroticos no soy gay pero fui abusado por el urologoRelatos sirvienta ve orinando a un negro pollonrelatos eroticos la pihota de mi papawww.le confieso a mi esposo que me encularon relato eroticofeminizado por mi tia historiasRelatoporno me agache en la cocina y mi compadre me la metió sin prepararmemi esposa me fue infiel2 relatos eroticosexperiencia gay con mis cunados entriovídeos porno culo estrecho para semejante porongame cogi a mi dueña de casa.relatos eroticos dilatador castigorelatosconnegrosVideo porn le cojiero duro a una mujer casada xq su esposo n la cojer a ella relato infielpartos eroticoscuento erotico me lleno la boca de lecheRelatos eroticos encesto cuñada yjastraRelatos heroticos me garche por todos los aujeros a mi hija de 12aberrado singon xxxRelato erotico degenerando a la culoncita de mi novia segunda parte buscador de relatos eroticos el padrastro de mi noviobuscador de relatos eroticos campamento de veranorelato porno la profe betty negrasrelatos violacion ami hermana 3tiposrelato erótico "profesora de" "chantaje" tetas pollaRelatos d mariana follandosexo entre hombre y señorita en lugares publicos-relatos eroticosrelato mi hija un sueño hecho realidad IIrelatosdecholitasRelatoseroticos el haren de nenas de mi padrerelatos eróticos de brenda Jiménez del seguro CD.juarezme he cogido a una madura que conoci en un bar relatos eroticosrelatos porno me coji a una señora de 80añosmarinero y la nena d doce año relato pornorelato sola en piscinarelatos eroticos don pablo el albañilRELATO TE VOY A NALGUEAR BAJATE EL CALZONSexo relato me coji una payasita xxxrelato erotico en la sierra peruanarelatos de incesto papa metemelo por mi culorelato de mamar papaya de la suegraviejo verde tiene una verga de 30cmesposa decente manoseada en el cine relatos eroticos